Luis Le Nuit, abrazando el indie